La manera de demostrarse a sí mismo que no hay restricción respecto de los alimentos es asegurarse de que todos los alimentos que le gustan están a su disposición y en abundancia que incluso cure su artritis segun dice superador. Esta situación de abundancia es muy importan­te. Cuando usted lleva a su casa la comida que le gusta y poder decir celulitis nunca mas , es necesario que haya la suficiente cantidad, de modo que lo que coma no esté determinado por la cantidad que exista en la despensa. Usted se va a demostrar que realmente habla en serio. Se va a rodear de sus comidas favoritas, las va a comer cuando tenga ganas y, lo que es más importante, no se va a regañar a sí mismo cuando haya terminado, indepen­dientemente de la cantidad que haya comido.

Hasta ahora, usted se ha aferrado a ciertos dichos como: "ojos que no ven, corazón que no siente", a pesar de que sabe muy bien, en el fondo de su corazón, que cada vez que se aleja de los alimentos que desea, el deseo aumenta. Dígase que no va a poder comer tarta de queso durante seis meses y es muy posible que cada día de esos seis meses usted piense en la tarta de queso. Si consulta la carta en un restaurante, la mirada quedará fija en "tarta de queso". Si abre una revista, lo primero que verá será un anuncio o una receta de tarta de queso. Todo a su alrededor le provocará pensamien­tos relacionados con la tarta de queso.

La proscripción de alimentos crea un anhelo exagerado para que cure su artritis. ¿Recuerda cuándo fue la última vez que soñó con una ensa­lada sin aderezo? Es innegable que unas hojas de lechuga no pueden tener el atractivo de un helado con crema de chocola­te caliente. Sin embargo, cuando haya legalizado todos los alimentos desde celulitis nunca mas y abandonado las restricciones, cuando haya declarado que nada hace engordar, nada es malo, nada está prohibido ni fuera de los límites, aplacará todos esos deseos vehementes artificialmente inducidos y empezará a recono­cer los alimentos que realmente desea. Algunas veces deseará tarta de zanahorias y otras veces querrá zanahorias crudas. Cuando la tarta sea legal, usted tendrá libertad de opción.

En algún momento, la elección de todos los alimentos se basará en lo que su cuerpo necesita y en la cantidad requeri­da. Nuestros mecanismos fisiológicos naturales son autorre­guladores. Como verá más adelante, ciertos estudios han demostrado que los bebés, librados a sus propios recursos, eligen todos los alimentos que necesitan para asegurarse un crecimiento y un desarrollo saludables. Antes de meterse algo en la boca, usted debe preguntarse "¿Tengo hambre?" Si la respuesta es afirmativa, la pregunta que naturalmente sigue es "¿Hambre de qué alimento?" No pensará en calo­rías. No pensará en carbohidratos. Ni tampoco en la gordura. Simplemente pensará en cómo se sentirá comiendo, y pondrá manos a la obra.

En el acto de legalizar los alimentos está implícito el concepto de la "igualdad de los alimentos". Esto significa que un helado no es ni mejor ni peor que un plato de espina­cas. La coliflor no tiene más valor que una torta o unas galletitas para que diga celulitis nunca mas. Los postres son equivalentes a los entrantes, etcé­tera. Por supuesto que admitimos que los alimentos poseen distinto valor nutritivo, y afectan de diferente manera a cada persona una vez ingeridos, pero lo que estamos sugi­riendo es que usted ponga todos los alimentos en pie de igualdad desde el punto de vista psicológico que puede que cure su artritis.

- Horoscopo y dieta -
- Horoscopo y dieta -
-
Facebook Twitter Pinterest Flickr Instagram LinkedIn share
online portfolio